Agua ultrapura para análisis HPLC: nota de aplicación

El papel del agua ultrapura

La HPLC es un procedimiento analítico para la separación, identificación y cuantificación de sustancias mediante cromatografía líquida. Los inicios de la HPLC (cromatografía líquida de alta presión) se remontan a los años 60. Gracias a los materiales y equipos de columna mejorados, se la conoce como cromatografía líquida de alto rendimiento desde finales de los años 70.

En HPLC, la mezcla a separar se transfiere a una columna con un solvente (agente de elución) o con una mezcla de solventes (eluyente | fase móvil), mediante un inyector y una bomba. La columna es un tubo, en la mayoría de los casos de acero inoxidable, relleno con la denominada fase estacionaria. La fase estacionaria generalmente consiste en gel de sílice poroso o partículas de polímero con ligandos químicos unidos en su superficie. Estos ligandos son responsables de las interacciones selectivas entre los analitos y la fase estacionaria, que son necesarias para una separación cromatográfica eficaz. Según la muestra y la fase estacionaria, los mecanismos de separación implicados son, por ejemplo, la adsorción por fuerzas de Van der Waals, el intercambio iónico, la exclusión iónica, etc.

Descargue la nota de solicitud completa completando el formulario a continuación.

Request More Information

What other areas are you interested in? (select all that apply)

Complete the form to download the Application Note